martes, 20 de octubre de 2015

Calpabizándonos...


7 comentarios:


  1. ¡Hola María!!!

    Muy bueno el poema, expandiendo fortaleza, buenos y necesarios consejos para llevar a cabo.
    Es verdad que andamos corriendo de un lado a otro y poco disfrutamos de las cosas bellas de la vida que se pasa en un suspiro. Gracias, es un gozo leerte, amiga.

    Te dejo mi cálido abrazo, mi gratitud y mi estima siempre.
    Se muy muy feliz.

    ResponderEliminar

  2. ¡Hola María!!!

    Muy bueno el poema, expandiendo fortaleza, buenos y necesarios consejos para llevar a cabo.
    Es verdad que andamos corriendo de un lado a otro y poco disfrutamos de las cosas bellas de la vida que se pasa en un suspiro. Gracias, es un gozo leerte, amiga.

    Te dejo mi cálido abrazo, mi gratitud y mi estima siempre.
    Se muy muy feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu bello comentario Marina y por tu precioso tiempo.

      Un sincero abrazo querida amiga.

      Eliminar
  3. Me gusta tu poema y dice una gran verdad terminando con un estuoendo consejo.........espero que vayas mejor de salud.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pasa tan rápida la vida! que apenas te da tiempo a vivirla...jajaja.
      A la que te das cuenta se esta acabando...
      Voy mejorando, gracias querida Charo

      Besicos.

      Eliminar
  4. El dolor ¡Inevitable! El sufrimiento ¡Es de libre elección!
    ¡Que hermosa es la vida cuando dejas de padecerla y la empiezas a vivir1
    ¡VIVE!
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. ¡Ay amigo, cuando el dolor muerde se sufre inevitablemente! Ojala en algunas ocasiones fuera insensible...Pero aun estoy viva y aun no he perdido la 'pita' sensibilidad...jajaja.
    ¡Oh la vida!..esa puta travestida que cobra cada segundo de gozo, pero...¡La vida, es lo único que, verdaderamente, por un tiempo se posee!
    ¡Gracias por tu tiempo y cariño!

    Un abrazo querido Andres.

    ResponderEliminar