sábado, 24 de junio de 2017

Como veréis la moza está de capa caída. Jajaja.... Menos mal que solo es una ráfaga de aire frío,que a no tardar pasara... Mientras tanto, me voy a tomar unas pequeñas vacaciones... 
Hasta pronto amigos! ¿Sabéis que os quiero verdad?


domingo, 4 de junio de 2017

Sonetos a dúo, de Emilio y María.



Soy mayor y estoy bastante cansada

Pero así y todo lucho por vivir

Sé que con la muerte he de convivir

Por si acaso... mi alma esta avisada


Aunque sienta dolor y este estresada

Aunque alguna vez sea un malvivir

Deseo ser... ¡quiero sobrevivir!

¿Morir? ¡Cuando de amar esté cansada!


Y aunque bien mirado, me estoy cansando

El último amor ¡me hizo sufrir tanto!

Que hacia la muerte me voy acercando


De un día y otro, surge el desencanto

¡Y ya estoy cansada, del mismo canto!

Veo cerca el final, está llegando...

María Sena
30/05/2017

De feas sensaciones tu soneto,

lo escribes, y tu sabes que no es cierto.

Te quedan muchos años de concierto,

para dar mucha guerra a este paleto


No creas que se acaba, es algo neto,

pasear por las arenas del desierto,

provista de buen agua y alimento,

y la bolsa de alegría va muy prieto.


No te quejes, María, que en Valencia,

la vida cada día más florece

y a las damas las llena de prudencia.


Acomete un poema con tu ciencia,

y veras como la vida te amanece

derrochando un tema que estremece.


Emilio. 1 Junio 2017


Hay veces que la vida cansa tanto

que el alma cansada quiere volar

y muy fatigada se quiere aislar

porque ya no puede acallar el llanto


No puedes ni imaginar... ¡sufrió tanto!

No me quejo, es que lo quiero acallar

Ese 'paleto' es... ¡mi razón de hablar!

Él me incita y contribuye, a mi canto


Si estoy triste alegra mi corazón

Me dice cualquier cosa, es muy gracioso

Es un compañero muy generoso


Al ver sus sonetos ¡que desazón!

Hoy comparo uno mío ¡que horroroso!

Él me los comenta sin agresión

María Sena 
01/06/2017


Bella dama que con canto hermoso,

Navega el Internet y sus espacios.

Escribe dulcemente a los palacios,

Con canto delicado y muy precioso.


Me muestra con sus letras al goloso,

Que llega caminando muy despacio,

Los años no me asustan, soy reacio,

A hacerme de pasar por un coloso.


Señora caminante, haga un descanso.

Respire con fuerza y recupere,

Aquella lozanía. Tu sí puedes.


Tus letras deliciosas, no me canso,

De hacer lo deseado, y es que me espere,

Poder salir al lago de tu ganso.

Emilio Medina


martes, 9 de mayo de 2017

Madreselva

Como mi musa se ha fugado con su muso, estoy revolviendo en mi desván, jajaja, para que mi 'indiecita no esté tan sola...
 
Aspirar el perfume de madreselva

que por las rendijas de mi ser se cuela

como un ladronzuelo invitándome a...

Caminar sin pensar lo que dejo atrás,

aspirar el aire de la noche... ¡buscarte!

Espiar la oscuridad, lamer los sonidos

de tus recuerdos, entre sueños andar,

Volar con el viento, que en su lamento

me trae los fragmentos de tus silencios..

Yo te encuentro, entre los desconchados

de mis desvelos, juegas con mi pensamiento...

Recuperando el tiempo perdido, ido,

mordisqueas mis labios coqueteando,

Ansioso, te pierdes entre mis senos,

de amor herido, acaricias mi vientre.

Bajo la tenue luz de las estrellas,

la luna, sonríe resplandeciente,

Y amándonos, bebemos de la fuente

donde los placeres manan efervescentes.

De pasión ebrio, muerdes mis nalgas

te mezclas con mi sexo, besas mi pelvis.

Temblando, tomo lo que me pertenece,

y se mezclan nuestras esencias,

Embriagados de aromas, de gozo plenos,

entre la hierba del perfumado prado

nuestros ombligos se aprietan codiciosos.

Por mis rizos tus dedos danzan golosos,

Anhelosos… Yo sonriendo, desde tu pecho

resbalo con besos tiernos a tu vientre,

donde se muestran impacientes, más...

Desciendo lentamente, conteniendo

mis deseos, y allí se desata mi hambre...

Mientras tú gritas sin poder contener

un hondo gemido, con placer de muerte,

perdiendo casi el sentido, aturdido...

Y yo, ahíta de gozo, estremeciéndome

de placer satisfecha, de ti impregnada

me acurruco mimosa entre tus brazos,

en la hierba tu y yo nos abrazamos.

Al alborear la madrugada, viene

el día a despertarme y me encuentra

llorando, pero aun así... ¡sigo soñando!

¡Entre la hierba, cerca de mi madreselva!

María Sena

domingo, 7 de mayo de 2017

De unos malos años, ya olvidados...

Cansancio...

Amanece y me siento tan cansada...

Trozos de atardeceres olvidados,

retozan tristes por mi vieja alma...

Ideas cual viejas barcas perdidas,

varadas, estancadas, son en charcas

y en  las grises olas canas mecidas,

aguardando el ¡no va más! de los días

Al final de las horas y encallada.

¡Sin peces! el alma grita callada

Traicionera vida... ¡todo es mentira!


María Sena.

martes, 2 de mayo de 2017

Es viejito, lo encontre por ahí y... ¡lo traje aquí! Jajaja... Un montón de besos

¡No quiero!

Amar hasta el transpirar…
       Anhelar todo lo tuyo…
              Soñar con tu roja boca...
                     Volar entre tus murmullos…
                           Sentir tus cálidos labios
                                 recorrer todo mi cuerpo
                                        Paladear  tus caricias...
                                 Tus suaves manos ansiosas…
                           que traviesas juguetean
                    con mis encendidos senos.
             Dios, se me escapa un sollozo
       ¡Es tan intenso mi gozo!
  Gozar dentro de mi vientre
        la calidez de tu sexo
             Ese fuego tan ardiente
                 esta inundando mi cuerpo
                   y se me escapa un gemido
                     de ese placer tan intenso
                           Sentir tu néctar divino                                                             humedeciendo mi centro…
                                    Saber que tú te derramas
                              dentro de mi ansioso vientre..                                      Comprender que ahora, siempre,
                     siempre amor... !Tuya seré!
          ¡Aunque nunca... seas mío!
  Amarte aunque sea en sueños
             y en ese cruel despertar...
               ¡Querer seguir durmiendo!
                      Saber que te amaré siempre
                             hasta en mi postrer aliento.
                                     Más… abro los ojos y tú…
                                 ¡Te vas! ¡No quiero...no quiero!
                                           No quiero despertar jamás!
                               
María Sena
     7/03/2012   

Unos humildes haikus... Espero que os gusten.