sábado, 4 de enero de 2014

Las dos lloraban...

Entre la sombra y el sol

solitaria vaga un alma

que ya cansada de ensueños,

 ahíta de desengaños

y perdidas esperanzas 

malherida sollozaba
 
Mientras en la oscura noche

maltrecha se refugiaba

su anhelante  humanidad.

Que huía de falsos esplendores,

de halagadores susurros

¡embusteros y traidores!.
Trémula  y muy defraudada

sin nada mas que esperar

y hastiada de casi todo...

Con un profundo  quejido

entornando los parpados

lloraba  mientras  se amaba 
María Sena
4/01/2014








2 comentarios:

  1. Un bello y triste poema María...........las lágrimas a veces son necesarias para desahogar nuestras penas y las tuyas están entre estos versos. De las imágenes que has puesto sólo se ve la última. Besicos y muy agradecida por tus cariñosos comentarios

    ResponderEliminar
  2. Brillante!!!
    una fusión de sentimientos que deja al aire libre lo mas profundo del alma,
    eso si, estos finales no son los que todos esperamos, pero que le vamos a hacer si la vida no siempre es color de rosa =)

    Te deseo una bonita tarde de domingo
    un beso grande entre el sol y las sombras

    ResponderEliminar