sábado, 10 de septiembre de 2016





Lo encontre por ahí , en el desván y me ha hecho recordar tantas cosas, que por mas tiempo que viva no olvidare..
Como cuando venían a casa,de un supermercado, con un carrito lleno de todo lo que yo solía comprar, cuando podía, y yo asustada (No me quedaba ni una peseta) decía... ¡No no..eso no lo he pedido yo, así que devuélvanlo! 
Mire señora, esta pedido para esta dirección, y ademas esta pagado...

Mi generosa y querida hija... Nunca nos olvidaba...¡Dios como la echo de menos...

2 comentarios:

  1. No sabía que habías perdido a tu hija...
    Hermoso y desgarrador homenaje tu poema para ella.
    Un abrazo con todo mi corazón María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias querida Laura...Si, es doloroso amiga.
      Gracias por tu cariño
      Te quiero amiga.

      Eliminar