sábado, 28 de junio de 2014

    *Libre...soy libre*















Libre, yo soy
    tan libre como el viento,
          que susurra anhelante
            en mi oído de amor, su lamento.
Libre soy,
     como las olas del mar,
           que en pos del amor
              a la arena se acercan a besar
Libre, como
    mis dedos que se enredan
          en tu pelo,queriendo
            adivinar tu pensamiento.
Libre, como
    las golondrinas 
      que cansadas de amar,
       a mi ventana vienen a anidar














Libre, como
    la espuma del mar,
       que con deseo voraz,
         a las rocas se acerca a preñar
Libre soy
    como tu lengua,que 
      ansiosa de amar,caricias 
        a mi boca viene a enseñar
Libre, como
   luz desnuda y palpitante de           pasión,que entre los brazos 
             del amor me entrego 
sin 
   prejuicios asfixiantes 
    del ayer,si puedo y quiero, 
                sin remordimiento...

¡Al amor llego!                 















                 María Sena
                       7/01/2013

6 comentarios:

  1. Preciosa libertad la tuya.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amiga!

      Querida Charo, ya me he enterad que estais en casa
      Deseo de todo corazón, para tu esposo, una pronta
      recuperación.

      Te admiro mucho valerosa amiga!

      Besicos...

      Eliminar
  2. India .... lo más sublime ser libre para amar .

    ¡¡¡ preciosas letras !!!

    un beso desde Argentina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Doris por tan generoso comentario

      Un cálido abrazo desde, esta malparada, España

      Eliminar
  3. Los amantes de tu texto pueden y deben proclamar su libertad porque los sentimientos que los unen son más fuertes que los lazos sociales que nos imponen. Mis felicitaciones para ellos.

    Un cariñoso abrazo, querida María.

    ResponderEliminar
  4. ¡Estoy totalmente de acuerdo contigo querido amigo!
    Son muchas las personas que sufren por ello

    La vida sin tantos tabúes,'mamados' sería tan distinta...

    Un cálido y sincero abrazo Antonio.

    ResponderEliminar