lunes, 28 de abril de 2014

Mañana massssss...¡lo he repescado por ahí!

Cosquillas
Carta de un cateto, por Pérez Zúñiga

Tras de ruda bronca
con mi Salomé
por ir á Sevilla
desde Bonafé,
con el solo objeto
de aplaudir á Juan, 
hemos realizado
nuestro lindo plan.
Cojas las dos burras;
inseguro el tren;
el alojamiento
pésimo también;
la comida, cara,
y un vino guasón
de esos que arman dentro
gran revolución;
fuertes pisotones,
y tras mucho andar,
el escamoteo
de mi remontuar;
luego, las fatigas
de la operación
de adquirir billetes
para la función,
y por ocho duros
(que me dio Julián)
dos asientos malos
pana ver á Juan.
Lluvia, que recala
(por lo que se ve),
las caladas medias
de mi Salomé; 
toda l a corrida
bajo un chaparrón
que para el reúma
no tiene perdón; 
de un almohadillazo
de un malvado ser,
rotos mi paraguas 
y el de mi mujer,
y sobre los gastos
de ir y de venir
más los dos asientos
que hube de adquirir,
como consecuencia
de comer tan mal,
yo con otro asiento
gastro-intestinal. 
Bueno, y en resumen,
todo ¿para qué?.
Para que Belmonte,
que tan bravo fué, 
torease luego
oomo toreó, 
dando más pinchazos
que pesetas yo,
y se retirase
porque un animal
le dfejó chafada
la región costal.
¡Menos mal que luego,
(no sé cómo fué)
me encontré en la feria
sin mi Salomé.
En el rebullicio
se perdió quizás.
¡No permita el cielo
que parezca más!
Ya  está usté enterado
de la expedición.
Mande usté á su amigo
Pepe Carañón.

Juan PÉREZ ZÚÑIGA

The Kon Leche, 27 de abril de 1914

2 comentarios: