domingo, 14 de julio de 2013

Cuento corto...

Se esta duchando, tomo y beso su camisa. Huele a perfume femenino, 
descubro manchas de carmín...
No le doy tiempo a explicarse 
¡Yo sería incapaz de traicionarle!
 ¡No lo puedo comprender! 
¿Sabes?  
¡Hemos terminado! 
 El dice...¡Perdóname, te quiero! 
No atiendo a disculpas ni suplicas. 
¡Se acabo!
Corro para llegar a tomar el último tren. ¡Llegué, temí perderlo! 
Me voy con mis padres...
Me siento al lado de un hombre,  involuntariamente nos rozamos..,
nos miramos... 
Un estremecimiento recorre mi cuerpo... 
Me acaricia, mi deseo se desboca...
En la primera estación, bajo del tren..¡Vuelvo a casa !
María Sena
7/07/2012

2 comentarios:

  1. Hola María, buenas tardes,
    unos somos más débiles que otros =(
    me encantó!

    Excelente inicio de semana...
    ultimamente estoy un poquito invisible,
    pero siempre estaré por aquí =)
    un cálido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Ariel.
      A veces lo que se cree imposible se comprende que no
      hay nada,(sin contar la muerte)absolutamente nada
      imposible,jajaja,¡una opinión como otra cualquiera!

      ¡Que te sea propicia...te quiero amigo!

      Eliminar