jueves, 3 de julio de 2014

4 comentarios:

  1. No hay placer más grande que tumbarse sobre la hierba, bajo la sombra de un arbol y cerca de un río...........todo lo que puede llegar a pasar por la mente en esos momentos de placer.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pura melodía querida Chelo, la Naturleza es tan generosa, que se nos da acariciándonos...

      Besicos compañera.

      Eliminar
  2. Un viaje iniciático hacia la belleza y el placer de sentir olores, el silbar del viento entre las hojas del bosque, disfrutar de la umbría que proporciona la sombra densa de los árboles y al fondo el repiqueteo del agua al saltar de piedra en piedra... Una alegoría de una vida de felicidad en paz y convivencia con el medio natural. Si a esta felicidad añadimos la posibilidad de compartirlo con la persona elegida, el camino será más corto y bello.

    Un cariñoso abrazo, querida María.

    ResponderEliminar
  3. Querido Antonio, Tu comentario mas que eso, es una suave música que acaricia con dulces y melodiosas notas el alma.

    ¡Bellas letras maestro, impregnadas de delicados sentimientos y Amor a 'toda' la Naturaleza. Gracias por tus bellos comentarios querido amigo

    Un beso chillao

    ResponderEliminar