domingo, 18 de mayo de 2014

Cosillas...

Ahí tenía diecinueve años, y es del día 
en que me case. Ahora tengo algunos mas, jajaja, 
Entonces no era raro casarse a esa edad, 
y ahora al volver la vista atrás
comprendo lo que no debió de ser y lo que , por ignorancia , deje pasar.
Y aun no queriendo, porque se  que es una soberana necedad, recordar 
en mis ratos nebulosos y húmedos, me araña un doloroso y triste pesar
  
Una suerte inimaginable, cuando casi estoy viendo, del camino, el final, 
envuelta en cálida brisa, me vino a acariciar, y con la vida me hizo reconciliar.

¡No solo de mis pesares os he de hacer participar!

 Un sincero abrazo queridos amigos
María Sena.

2 comentarios:

  1. Sigues igual de guapa. Cuando se casa una a esta temprana edad ¿por qué no disfruta? Sí, India, sí debes de haber disfrutado una vida plena de buenos sabores y sorpresas ciempre enriquecedoras. Y seguirás haciéndolo por siempre.

    Un cariñoso abrazo, querida María.

    ResponderEliminar
  2. Estás guapísima, yo me casé con 23 años y fuí la más joven de mis hermanas y la primera en casarme, ellas se casaron con más edad . Besicos

    ResponderEliminar