domingo, 20 de abril de 2014

Como creo que a alguien le puede interesar....



Fijaros que tasa mas alta (en comparación con los sueldos de entonces) tenían
que pagar. 
Este documento perteneció a mi querido abuelo materno. Alli en su casa , debido a la escasez de alimentos, me enviaban mis padres largas temporadas, cuando se veían ahogados, al ver que no había suficiente para alimentarnos para todos. ¡Cuanta hambre pasamos!
(Ahora al ver el panorama que tenemos , me acuerdo de entonces y ¡me estremezco!)
Recuerdo una vez que mi madre me llevo al medico toda preocupada, a pedirle que me recetase algunas vitaminas, porque estaba muy pálida y delgada,  Decía; Fíjese Ud. doctor, con la edad que tiene y no tiene ganas ni de jugar.
Y el medico con tristeza le respondía, Señora las vitaminas que necesita su hija yo no se las puedo recetar, lo que necesita son buenos filetes, pescado,  lácteos, verduras y frutas, ¡en fin, comida! y eso señora, por desgracia, no entra en la seguridad social.
Y mi pobre madre salia de allí llorando y rezándole a todos sus santos...
mientras que a mi padre, que trabajaba 18 horas al día, le ahogaba la indignación y la rabia.
Bien ., por hoy ya os di la lata bastante, otro día mas...
María Sena.



2 comentarios:

  1. La vergüenza, María, ha campado por sus fueros (¿el de los españoles?) en todas la etapas de su historia, Infinita fue la sinrazón de impuestos decretada por el traidor dictador y su cohorte de lamezapatos, de los que en el momento actual nos gobiernan sus cachorros. Este impuesto y el de las tejas cayeron por sí mismos cuando el pueblo se negó a pagarlos. Ahora no negamos nada ni siquiera a quienes nos roba descaradamente. Es un cambio muy importante.

    Un cariñoso abrazo, querida amiga Insia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Así es querido Antonio, así es...!
      Después de lo que luchamos para que nuestros jovenes tuvieran un futuro mejor que el nuestro, para que ahora unos cuantos sinvergüenzas, sin dignidad y cobardemente estén deshaciendo lo que tantas lagrimas y sudores nos costo.

      ,(Gracias por tus interesantes e inteligentes comentarios, es un verdadero placer leerlos)

      Un fuerte abrazo querido amigo.

      Eliminar