martes, 11 de febrero de 2014

El final de...

 No puede acallar 

ese desgarrador y ensordecedor 

alarido 

que en las entrañas 

se retuerce, estalla y le envuelve 

su eco lacerante
 
y en su garganta 

retumba ahogándole con un 

susurro asfixiante
 
es ese destemplado 

helado viento de finales 

del invierno
 
 Es cuando comienzas 

a comprender que no queda.., 

¡se está yendo!
 
y ves que tus días 

se acortan y tus parpados 

se van entornando
 
y aunque entonces, 

tu tan cansado cuerpo, su 

tristeza quiere ocultar
 
tus pálidos labios 

la mueca de dolor no logran 

disimular
 
Apenas ya puedes 

esconder esa vieja y triste  

realidad
 
el no tiempo 

tropezones en ti se colo y ya no hubo

marcha a tras.
 
Creo en un dios que es  

la vida y el amor, después pienso 

que ya no hay mas
 
y al volver la 

vista atrás veo que el tiempo no 

lo supe aprovechar
 
tan solo entonces 

es cuando una amarga tristeza 

en mi suele anidar
 
pues perdí lo que

no viví y eso no lo recuperare 

jamás

María Sena
11/02/2014

6 comentarios:

  1. Amiga poeta, tus versos reflejan tristeza.......Hay que vivir en profundidad para no arrepentirnos nunca más de no haber vivido.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida amiga, solo son breves ráfagas de helado aire, que de vez en cuando se cuelan como ladronas, pero igual que vienen se van, aunque hay que reconocer que siempre te suelen quitar algo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. A pesar de lo que haya sucedido a lo largo de las vivencias personales, año tras año, no es recomendable rechazar todo lo vivido por considerarlo inadecuado. Habrá miles de hechos que hayan sido enormemente gratificantes.

    Un cariñoso abrazo, amiga India.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar


    2. A veces querido amigo. La gente como yo, aprendiza de poeta, suele fantasear.
      La loca de la casa siempre esta ojo avizor haciendo de las suyas, aunque es cierto, he de reconocer que casi siempre solemos escribir mezclando en la tinta una gota de nuestra sangre ¡eso es todo!

      Gracias por tu afecto mi encantador e inteligente amigo.
      Un abrazo de todo corazón.

      Eliminar
    3. ¡¡Nada...,que no puedo añadir esto a mi respuesta!, bueno pues desde aquí.

      Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices Antonio. Hechos felices,al igual que tristes, siempre los hay en la vida de cualquiera. Los tristes es aconsejable acallar todo lo posible y rememorar los bellos, aunque a veces, yo pienso que, lo mejor es.., .Lo pasado, pasado esta, lo que ha de venir, aun lo ha llegado, el hoy, esta en nuestras manos y hay que vivirlo a tope y lo mejor que se pueda..

      Eliminar